Traductor

miércoles, 28 de noviembre de 2012

(16) Todo es cuestión de orgullo.

¿Recuerdas aquella patética historia? Sí, esa, mantenla en tu mente por unos segundos. Te caíste una y otra vez, durante días, meses e incluso años <<Toda una vida tirada en el suelo>>, preguntándote por qué no te podías levantar. Por más que lo intentabas, las piernas te fallaban y, cuando estabas consiguiendo recuperar el equilibrio volvías a descender. No encontrabas soluciones, te sentías cada vez más ridícula realizando lo mismo una y otra vez, reiterativamente, pero eras perseverante. Pensaste que algún día lo conseguirías, tú sola, no fue así. Lo sabes bien.
A veces (siempre) pensamos que podemos hacer todo sin ayuda de nadie, sin el amor ni el cariño de un grupo de personas,sin sonrisas, sin palabras de ánimo y sin un <<¡ENHORABUENA!>> de cuando en cuando. Nos creemos autosuficientes, pero en el fondo sabemos que dependemos de algunas personas, que junto a ellos podemos lograr todo, incluso la más imposible de las ideas. Con el orgullo se pierde mucho, por no decir un simple <<ayúdame>> o <<te necesito, ahora.>>, podemos quedarnos en el suelo, tirados, por siempre. ¿Y que más dá?- Te repites infinitas veces en tu cabeza. Y hasta que no abramos nuestro corazón a alguien, nada será como se supone que tiene que ser. Cuestión de orgullo.
 
 

1 comentario:

  1. Hola!!! tienes una seguidora mas!!! Tienes un blog muy original y se nota que tienes buen gusto.
    Pásate por el mio porfis!!!!
    http://www.colasdesirena.blogspot.com.es/
    Hasta la próxima entrada!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar

"Deja tus frases para el recuerdo"