Traductor

sábado, 9 de agosto de 2014

Fénix

La euforia, con su salto mortal desde el acantilado, con la felicidad y el griterío. El tropiezo y la caída. Me siento en el viaje de descenso, en el de vuelta cuando nunca hubo una ida concreta. La decepción me hace más fuerte, y aunque cueste creerlo, incluso más decidida. Hace que incluso me atreva a ponerme la armadura de hojalata y me incita a ignorar tus saludos. Y lo mismo hay que caer para que duela, y sentir el dolor para sanarlo. Gracias por fallarme, de verdad, sin ironías. Gracias por tus detalles inexistentes, por la cobardía y por tu falta de maneras. 
Me habrás prendido fuego como a un papel, me habré hecho cenizas con la misma rapidez que un globo suelta todo el aire que contiene al ser levemente rozado con una aguja, pero, amigo mío, cuando resurja de las cenizas seré un Fénix. ¿Qué apuestas?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Deja tus frases para el recuerdo"