Traductor

sábado, 23 de agosto de 2014

Píxeles, teclas y dados






Programando, ¿y si fuésemos solo simples píxeles que realizan movimientos como consecuencia de la fuerza que ejerce una persona en el botón que desea pulsar? A lo mejor nuestras decisiones están ceñidas a las pautas que alguien marcó, para crear el plan perfecto, con el final perfecto. Y lo perfecto acaba siendo imperfecto, ¡eso digo yo! ¿Como sé si al tirar la moneda la respuesta será un "sí", un "no", un "me quiere" o un "hazlo"? Funcionamos por impulsos, ¿qué cómo lo sé? No lo preguntes, tal vez sea otra tecla que se acciona a la vez que acciono otras teclas al escribir estas palabras, a lo mejor no estoy hecha para escribir pero igualmente lo hago. No puedo decir que me conozca como la palma de mi mano, al igual que nadie puede, ¿quién puede saber como reaccionaría al encontrarse cayendo por un precipicio? ¿Lo contaría? No, después vendría el morir y la existencia invisible, esa que perdura en el corazón y en las mentes. Sigamos tirando los dados y haciendo apuestas, sigamos jugando con el azar, que es lo único que parece no estar delimitado en esta vida, lo único que de realmente es impredecible, hasta que llegue un día que nos sorprenda y acertemos con nuestras sospechas, hasta que ese día llegue, sigamos avanzando casillas en este cubículo infinito, el cual no sé si verdaderamente lo es, ya que el recipiente contenedor de nuestras personas podría ser un cilindro o un cono, o simplemente no sea nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Deja tus frases para el recuerdo"